LITERATURA EN 9ª CLASE: EL TEATRO

Primer trimestre de trabajo

31 Dic · Diego · No Comments

LITERATURA EN 9ª CLASE: EL TEATRO

Durante este trimestre, los alumnos de 9ª clase llevaron a cabo un trabajo intenso y multidisciplinar desde la asignatura de Literatura: preparar su obra de teatro. Así fue cómo trabajaron esta materia.

En 9º clase acompañamos el momento en que se encontraban los alumnos a nivel anímico, empezando el período de Literatura con los mismos orígenes del drama.
Primero nos adentramos en el desarrollo físico del teatro, desde sus primeras expresiones ambulantes en carros en las fiestas en honor a Dionisio, a la aparición física de los anfiteatros en la antigua Grecia, hasta llegar a los elegantes teatros. Desde ahí nos introducimos en la evolución de la conciencia humana, para presentar, las polaridades de la tragedia y la comedia.
Hicimos hincapié en el desarrollo de las etapas reales del teatro y vimos cómo originalmente estaba la orquestra, (área abierta, circular en la parte inferior de una colina donde, en los festivales, los seguidores de Dionisio realizaban sus actuaciones), y como paso a paso fueron surgiendo nuevos elementos: el proskenion o escenario y una carpa para cambiarse de ropa, -skene, que dio lugar a la palabra escena.A continuación nos acercamos a la evolución de la conciencia humana, a través de las obras de teatro: Edipo Rey, de Sófocles, hasta la obra de Shakespeare El sueño de una noche de verano.
Aplicamos el “enfoque fenomenológico” de otras materias científicas como la química o la física a la literatura. Nuestros “fenómenos” son las palabras en la página descubriendo cómo la estructura de estas obras bien realza el
significado, por medio de recursos estilísticos, o bien pueden dibujar con las palabras las transformaciones que tienen lugar en un personaje desde el principio de una obra hasta el final. El método de trabajo fue desde la observación y análisis individual al trabajo en grupo de varios alumnos.
A continuación los alumnos entraron en la elaboración de los diálogos de la obra de Momo de Michael Ende, que ya habían leído previamente. En grupos iban reescribiendo toda la obra de Momo, cuyo trabajo fue arduo y tuvo varias revisiones y modificaciones.

 

 

 
Este período nos llevó directamente a la de preparación de la obra de Teatro de Momo. Primero entramos en ver las distintas formas de aprender los diálogos. Elaboraron un Cuaderno de Teatro, donde recogieron todas la  infraestructura de la obra de teatro: las escenas, el tiempo de duración inicial de cada una, diseño de la planta del salón donde se iba a escenificar y representar con los diferentes espacios para actuar y sus medidas para confeccionar los decorados, trajeron esbozos de los escenarios, ropa necesaria para cada actuación, mobiliario y maquillaje.
Cada alumno escogió el grupo de trabajo en el que más le interesaba trabajar: pintar los escenarios, construirlos,
buscar el mobiliario, el vestuario, el maquillaje o la elaboración de programa y comunicados a la comunidad escolar.
Todo este proceso fue intenso, con grandes retos, y momentos de flaqueza y de valor, pero cuando llegó el día de la obra todo el esfuerzo había merecido bien la pena, y como buenos amateurs representaron la obra de Momo.
Ha sido interesante ver cómo todo este trabajo les permitió desarrollar los diversos tipos de inteligencia:
La inteligencia lógico-matemática, calculando las medidas de los escenarios, de cada telón, de las sillas que entrarían en el salón, de la mejor disposición espacial para el público y para los actores. Entre todos decidieron el coste de las entradas del teatro, la petición de donativos a las familias, para cubrir los costes de los materiales que hubo que comprar para la obra.
La inteligencia lingüística y artística la pusieron en práctica continuamente con la elaboración de los diálogos, los continuos ensayos de preparación de la voz y modulación, la búsqueda de los diseños y estética de cada decorado.
La inteligencia expresiva-lingüística, al interpretar los diálogos y ver la coherencia lingüística de los diálogos de los compañeros en la misma escena.
La inteligencia interpersonal, la trabajaron en los ensayos y en la actuación con sus compañeros, pues tenían que estar pendientes continuamente los unos de los otros y a la vez del público, buscando cómo empatizar con el público durante la actuación.
Y también desarrollaron la inteligencia intrapersonal, al tener que coordinarse con sus compañeros para ver todos los elementos necesarios para poner la obra en escena: publicidad, carteles, materiales, vestuario etc.

 

NUESTRA ESCUELA

La Escuela Waldorf Meniñeiros es un centro educativo para infantil, primaria y secundaria en un entorno natural privilegiado.

Organizamos campamentos, mercadillos, actividades extraescolares, e impartimos cursos de formación en pedagogía Waldorf.

CONTACTO



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR